Video | “EL COMITÉ POLÍTICO ESTÁ LLENO DE VAGOS” MANUEL CRESPO AL MOMENTO DE SU RENUNCIA

El exprecandidato presidencial por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Manuel Crespo, presentó formal renuncia junto a todo su equipo a esa organización política para sumarse al nuevo partido que dirige el expresidente Leonel Fernández “La Fuerza del Pueblo”.

“De manera formal, renuncio a mi militancia dentro del Partido de la Liberación Dominicana, aceptando que no puedo continuar donde solo se imponen los criterios de una sola persona y la de su grupo”, expresó.

Crespo aseguró que la historia condenará al Presidente Danilo Medina y a su grupo de mercaderes bajo los cargos de asesinos de la esperanza y traidores al PLD y a la Patria por haber destruido el Partido de la Liberación Dominicana, obra maestra del profesor Juan Bosch.

El también miembro del Comité Central del PLD, fundador y Presidente de la Juventud Peledeista, hizo la afirmación mediante una carta enviada al Secretario General de la organización, Reinaldo Pared Pérez, donde presentó su renuncia.

El juicio implacable de la historia, más temprano que tarde, indefectiblemente los condenará bajo los cargos de asesinos de la esperanza y traidores de la patria”, expresó.

Manuel Crespo recordó que en múltiples ocasiones externó su preocupación por el deterioro progresivo que presentaba el partido fundado por el Profesor Juan Bosch, con falta de institucionalidad, así como el apandillamiento de grupos sin ningún escrúpulo.

“A estos grupúsculos solo le importa permanecer en el gobierno sin importar a costa de que, ni de quien; advertía que su distanciamiento de los distintos estamentos, estaban lacerando de muerte aquellos principios y valores que constituían los fundamentos que inspiraron y dieron origen al PLD”, señaló el presidente del Proyecto Relevo Democrático.

Crespo dijo “albergué la esperanza de que llegaría el día donde erradicaríamos aquellos vicios que se incubaron y fueron creciendo en el seno de la organización, sin embargo, sucedió todo lo contrario, la complicidad de unos cuantos y la indiferencia de muchos otros se impuso y se enclavó en la cúpula, imperando las trapisondas, las intrigas y el incumplimiento de las disposiciones orgánicas, traicionando con ello el pensamiento y la obra maestra de Juan Bosch.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: